Las 3 cosas que permiten crear grandes equipos de trabajo.

Sin importar el área de negocio o el número de integrantes, cualquier empresa funciona a través del trabajo en equipo. Tanto así que el éxito o el fracaso de una organización recae en la efectividad con que trabajen sus miembros en grupo.

Claro que es más fácil  decirlo que hacerlo, sobre todo porque se trata de hacer que un grupo de personas (cada una con sus complejidades) logre sinergia y logre visualizar los objetivos en común. Lindred Greer, profesor en comportamiento organizacional en Standford dice “Todo en la compañía está determinado por la calidad en la dinámica que tiene sus equipos y la habilidad que tienen los líderes de dicha organización para guiar efectivamente a su gente”.

Group of People in a Meeting

Greer ha estudiado cientos de equipos de trabajo y ha encontrado tres patrones que permiten el éxito de éstos:

1. Diversificación de equipos.

El error que cometen varías empresas radica en no planear con antelación la correcta organización de sus equipos de trabajo. La diferencia entre el éxito y el fracaso de un grupo radica en qué tan diverso es.

“Cada miembro del equipo debería pensar diferente, tener antecedentes distintos y formas de trabajar variadas” Menciona Greer. “Junta personas optimistas y pesimistas; tomadores de riesgos y conservadores; balancea lso géneros. Diseña equipos que se complementen y tengas distintas aptitudes y fuerzas”.

Claro que esta estrategia puede ser riesgosa por lo que Greer recomienda dejar claros los objetivos y las reglas desde un principio para que las cosas no se salgan de control.

2. Implementar la “flexibilidad de jerarquía”.

Es común que cada equipo tenga un líder, pero es importante poder brindar una flexibilidad de poder dentro del equipo de trabajo. Greer comenta “Cuando hay solamente un líder, las interacciones se corrompen y la creatividad y honestidad se ven afectadas”. Ella recomienda que exista flexibilidad de jerarquía en el grupo que permita el empoderamiento en cada uno de los miembros.

¿Cómo lograr eso? Hay dinámicas sencillas como pasar un objeto a cada miembro para que diga su opinión.  Y por supuesto, más que un líder total es necesario tener un mediador.

3. Encontrar y resolver problemas desde el principio.

Es común que en donde existan diferencias de opiniones surjan problemas, pero es importante entender que los pequeños problemas tienden a volverse cada vez más grandes, afectando la dinámica del equipo.

En su experiencia, Greer ha visto que incluso los conflictos más triviales entre personas pueden ser origen de serios problemas dentro del equipo. Es importante detectar cada detalle que puede significar una alerta amarilla…desde falta de participación hasta apatía en el equipo.  “Presta atención a los pequeños detalles, desde donde se sienta cada quien hasta cual es la respuesta ante una idea de un miembro del equipo”, aconseja Greer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s